+54 3544 404204 caminosdecura@gmail.com

No debemos confundir el gran entusiasmo por lo que uno hace con el dragón del dogma.
Este ultimo en vez de ofrecernos una estructura contenedora, nos encarcela y limita. Nos retiene entre los barrotes de la rigidez mental donde lo nuevo y lo diferente no cabe.

Se pierde de esta manera la capacidad de crear y se asume lo inculcado por “la autoridad” como única verdad.

Generalmente uno va incorporando aspectos y enseñanzas de quienes consideramos referentes, pero la clave está en hacer con ello mi síntesis propia al sumarlo con lo que vengo siendo y haciendo.

Bueno, este tema da para hablar y reflexionar mucho, los invito a que sumen sus sentipensares asi redondeamos la idea. Yo iré haciendo lo propio durante un mes, hasta que aparezca el próximo dragón!!

Un gran abrazo

Andrés