+54 3544 404204 caminosdecura@gmail.com
Existe un principio inmaterial que anima al ser humano. Es esa fuerza la que mantiene la cosas en orden, establece las funciones de las formas y las conserva; y utiliza la medula espinal para distribuirse a todo el organismo. Es el desequilibrio de ésta la que origina la enfermedad. Un órgano afectado es sólo una localización parcial del desequilibrio único y general de la fuerza vital. Lo antedicho hace relucir la importancia de mantener un correcto fluir de la Energía Vital.

Tanto Quirón como el gran médico y santo tibetano Yhom Thanm Mnegon Po y el Nepalés Danasla sostenían que la mayoría de las enfermedades eran provocadas por lo que llamaban «El Gran Vaso Gobernador»; es decir, la médula espinal.  Enseñaban que las enfermedades son de origen reflejo-medular sedante o exitante.

La columna Vertebral es un medio de regulación, tanto de la parte física, neuro endócrina y vascular. Desde este punto de vista, las enfermedades derivan de las alteraciones en la comunicación entre el Sistema Nervioso Central y las demás partes del cuerpo.

De cada lado de la médula espinal salen delicadas raíces nerviosas. Las vértebras y sus ligamentos, al rotarse o desviarse en lo mas mínimo, incluso las consideradas despreciables en la medicina oficial, afectan provocando desequilibrios en los diferentes tejidos, músculos y órganos que le corresponden a la metámera. Es un impulso anómalo y contínuo sobre la región afectada, que crea un campo predisponente, preexitado, desvitalizado o mas suceptible a enfermarse.

En la Praxis Vertebralis se trata de manipular las vértebras con presición y sin movimientos bruscos, buscando devolverle una correcta alineación a la columna. El método consiste en hacer presión sobre la apófisis espinosa (parte palpable) de la vértebra desviada, con el codo del terapeuta estando el paciente acostado boca abajo sobre la camilla, luego de un masaje relajante. El diagnóstico de la desviación se realiza  através de la semiología y recursos de imágenes como la radiografía, resonancia magnética nuclear y tomografía axial computada.

Dr Peralta Andrés