+54 3544 404204 caminosdecura@gmail.com

Este mundialmente admirado filósofo Mario Bunge, desde lejos, muy lejos, ha dicho cosas de peso para nuestra querida Universidad. Pueden leer la nota que salió en La Voz del Interior el domingo 18 de abril pasado.

Y creo que lo mas importante, es saber que es sólo SU opinión, desde su propia óptica, su verdad, y por ello incuestionable desde cierto ángulo. Quiero decir con esto, que él tiene derecho a pensar así y punto. Lo que no significa que nada de esto sea una verdad absoluta ni nada menos.

Saben que? Creo que esto nos hace un gran favor a los que tenemos una visión diferente de la vida. A los que creeemos en otro mundo posible donde lo limitado del método cientifico no nos puede dar las herramientas para descubir la complejidad de las inúmeras variables que conforman lo existente.

Digo esto porque porque la gente ya no es tan tonta ni es un corderito que se deja guiar «por el que sabe». Cada vez más, hay seres conscientes de si mismos, que empiezan a elegir y hacerse responsables. A volver a sus orígenes, a buscarse a si mismos. Ya muchos se dieron cuenta de que ser tratados como una máquina les genera vacío, que no los dignifica como seres únicos y maravillosos que son.

Nos vamos dando cuenta que la alegría y la esperanza no viene en pastilla. Que el misterio de la vida no cabe en un tubo de ensayo y menos si el experimento está empecinado en demostrar lo que quiero demostrar, totalmente funcional a las corporaciones para poder lucrar.

Quieren medicina basada en la evidencia? pues bien, escuchemos a los curadores ancianos, con toda su idiosincracia (que no es la occidental, claro), las historias milenarias de cómo llegaron a este conocimiento actual de la acupuntura o de la ayurveda o la homeopatía. Pidamos respetuosamente observar su ciencia y arte. Pasemos unos meses con ellos viendo pacientes. Hay evidencia de sobra!!!!

Bueno, finalmente quiero agradecer las palabras de este ilustre argentino, creo que luego de un revuelo inicial, surgirá un despertar general en la población. Gracias!!!

Dr. Andrés Peralta